Andrés Amado Zuno Arce

Ecología

Estudio y propuestas para la reforestación del planeta.

¿Deforestación? Efectos: desecación de ojos de agua y sus concecuencias directas; desertificación y casi fin de la vida en el lugar; hambruna y desaparición de civilizaciones; más inundaciones; sequía; calentamiento global (del niño) etc. La tala excesiva produce sequías y hambruna.

La impotancia de los árboles

He venido diciendo en simposios y reuniones de especialistas, desde hace varios años, que en el campo el aporte más importante de los árboles de los bosques es su sombra, porque gracias a ella el agua que las lluvias traen a las tierras de los continentes y que es absorbida por los suelos se protege  produciendo luego ojos de agua y estos a su
vez arroyos, ríos, embalses y, en síntesis, vida. Sin dicha sombra se secan los manantiales y la vida termina, casi. En este sentido, afirmo que el problema número uno del lago de Chapala, el más grande de México, es la desecación involuntaria, originada en la deforestación, de los manantiales que antes alimentaban a toda la cuenca, como a todas las cuencas, durante los meses en que las lluvias no han sido el aporte del agua que llega al lago, que son los más al año.

Aproximadamente nueve meses al año el lago se sostenía por el agua de los manantiales, algunos verdaderos borbotones que afloraban sobre su nivel, los cuales incluso eran perfectamente identificados y hasta estaban denominados específicamente por los antiguos mexicanos. Sucede que todos los especialistas han estado de acuerdo con mi teoría.

Ahora bien; con base en dicha observación sospechaba yo que algunas grandes civilizaciones abandonaron sus construcciones principales porque se les acabó el agua, por deforestación, y como consecuencia de ello, las actividades productivas agrícolas decayeron tanto que la comida escaseó por falta de agua y tuvieron que emigrar. No fue su origen el hambre, directamente, pues, sino la sed, la falta de agua.

Este fenómeno, de abandono de tierra por desaparición de manantiales se vive en la actualidad en todo el territorio nacional mexicano, con la ignorancia de los moradores, curiosamente, del origen de dicha desecación. Hace aproximadamente tres años vinieron a la Universidad de Guadalajara representantes de la etnia huichola, de los estado de Jalisco y Nayarit, a pedir que fuesen enviados técnicos a investigar por qué se les estaban secando los ojos de agua. Se sabe, pues, que gente del campo ignora por que se secan los manantiales. Es obvio pensar que si la gente que habita el campo conociera este fenómeno, cuidarían más los bosques.

Hay pruebas de que la Isla de Pascua tenía palmeras, hoy desaparecidas. En el fondo de un lago de la isla se encuentran semillas muy parecidas a las de otras especies de palmeras. Es de suponerse que las usaron como rodillos para transportar las enormes cabezas que hoy se encuentran como silenciosos testigos de una civilización desaparecida, y que lo hicieron hasta su desaparición. Por supuesto que bajo las palmeras habían macizos de arbustos que daban sombra y protección a las aguas que llevaban agua al lugar. Sostengo que por ello se secaron los ojos de agua y que tuvieron que emigrar abandonando detrás sus magníficas obras.

En síntesis, grandes civilizaciones desaparecieron porque se quedaron sin agua suficiente por la deforestación, lo cual es una amenaza real en el presente y de ahí la importancia de estas observaciones.

Inundaciones

Si más de tres partes de los bosques del mundo han sido taladas, cantidades millonarias de agua que antes se quedaban absorbidas y guardadas en las tierras de los continentes ahora se evaporan por los efectos de los rayos del sol, sin la guarda y protección de la sombra, produciendo así más nubes que nunca y como consecuencia de ello más inundaciones.

Sequía

La deforestación produce en el lugar sequía como efecto inmediato y directo; se desertifica, como se sabe bien. Y con ello, todas las especies acuáticas como los peces, las tortugas, las nutrias, y quienes viven de beber agua o alimentarse de otros, como los jaguares, los venados y otros animales, desaparecen por completo. La vida termina casi.

 

Calentamiento global

Pero de manera indirecta, al calentarse de más el mundo también en buena medida por la deforestación (más el efecto de invernadero producido por los gases de emisión) la corriente del Niño, que ha estado ahí desde hace millones de años, se calienta de manera aumentada. Y el sobrecalentamiento de El Niño produce un incrementado desorden climático intenso de sequía y lluvia.

Para terminar, con bases en la serie de hechos examinados anteriormente, podemos afirmar que la deforestación es el problema ambiental número uno y que la solución a ellos es la reforestación intensiva del mundo. Desertificación; exterminio de civilizaciones; sequías; calentamiento con desorden climático aparejado y fin de la vida en gran medida: eso es deforestación.

Para mayor información sobre calentamiento global, visite: stopglobalwarming.org

 

Reforestación

No basta con controlar las emisiones de gases de efecto de invernadero. Es necesario un programa de enfriamiento del planeta que esté basado en reforestación. Los lugares con bosques son más frescos. Su sombra enfría. Esto se comprobó en dos casos muy notorios,  uno en Florida donde reforestaron un número importante de hectáreas habiendo obtenido en el lugar una reducción de hasta dos grados centígrados, lo mismo que en Corea, donde se estaba secando un lago por calor y reforestaron intensivamente los alderredores consiguiento los mismos resultados que en Florida.

Así mismo, los follajes de los árboles producto de la reforestación absorverían los gases mencionados. Así, reforestar es indispensable en el combate contra el calentamiento global. Greenpeace debería tener como prioridad número uno promover la reforesatación como elemento indispensable para la lucha anticalentamiento del planeta. La reforestación tendría otros efectos sobre el clima. La sombra de los árboles proteje al agua que llega a los continentes vía lluvias y dicho elemento vital luego aflora en calidad de veneros. Sin la sombra, el sol evapora al agua y el lugar se seca, los ojos de agua desaparecen junto con sus productos directos: arroyos, primero, luego ríos y embalces.

El Amazonas está producido por millones de manantiales. Los ojos de agua no son cuelquier cosa; son la vida. Desde hace años he venido afirmando que la sombra es el principal aporte de los árboles. Sin ella no hay vida. Casi. Además, el origen de las inundaciones aumentadas que tenemos a diario en el presente, se debe a que el agua que antes se guardaba en los suelos de los bosques, hoy desaparecidos, se convierte en nubes. Si pensamos la cantidad de agua que se mantenía en los subsuelos de más del 50% de los bosques del mundo hoy talados, podemos imaginarnos cuánta agua se convierte en nubes y lluvias torrenciales. ¿Prevención de inundaciones? Reforestación. Esta es la única medida.

Derechos Reservados Andres Amado Zuno Arce 2011