Andrés Amado Zuno Arce

Clima; Catástrofe que se avecina

LA CATÁSTROFE ECOLÓGICA QUE SE AVECINA
Distraídos en politiquería interna y externa de todos colores, güera, morena etc., enfrentamientos ideológicos, partidistas, personales, religiosos y más, perdemos de vista lo que es hoy el problema número uno: la catástrofe ecológica que se avecina, crisis reconocida por cientos de científicos que están al tanto de lo que sucede como el deshielo de los polos que está dejando a los osos polares sin alimento, sin espacios donde vivir, flotando en pequeñas islas de hielo, entre otros casos dramáticos y tristes.
Hoy propongo que todos hagamos algo ya sembrando las semillas de las frutas que nos comemos en casa para producir árboles ¡ya!
En efecto, un “Vivero en casa” es posible y puede ser muy efectivo para que en los niños nazca el amor a la naturaleza porque la germinación es un proceso mágico lleno de enigma misterio y belleza que nos cautiva, inolvidable. Platicando con la efímera escritora Patricia Hume comentó: “Andrés, yo me quedé dormida sentada frente al vaso con las semillas de frijol esperando que nacieran las plantitas”. Además lo que no amamos difícilmente lo cuidamos de manera que producir amor a la naturaleza da más seguridad de que se le cuide. Y cuidar la naturaleza es ya una cuestión de vida o muerte para el planeta tierra.
La importancia de la reforestación está en el hecho de que los espacios deforestados ya sin árboles se convierten en áridos o desérticos calentando al mundo de esa manera y mucho peor llegando al grado de la verdadera catástrofe climática. Los bosques son frescos de manera que el combate a la crisis ecológica que afecta a la flora y la faunaoriginada por el calentamiento tiene que ver con la reforestación la cual además debe ser intensiva. ¡Atención autoridades!
Promovamos todo aquello que ayuda a conservar los bosques y a recrearlos.
Es una tarea que ya no podemos dejar pasar en la cual todos podemos participar por medio del vivero en casa produciendo árboles que luego podemos aporta a los viveros o sembrarlos en espacios que tengamos disponibles. O ¿nada voy a hacer? ¡¿Nada?! Vale.
Prof. y Lic. Andrés Amado Zuno Arce.